Buenas prácticas de empaque para productos perecederos

Aquí tengo algunos diseños recientes de envasado de productos frescos que necesitan atención. Pueden ser muy útiles y en esta sociedad cambiante, que siempre busca mejores formas de hacer las cosas y que se esta volviendo cada vez más verde… Estas pueden ser soluciones muy interesantes.

Mitades de fruta revolucionando el mercado

El minorista español ‘El Corte Inglés’ lanza una nueva gama de frutas frescas en rodajas, cortadas por la mitad que se envasan en condiciones de atmósfera modificadas por la empresa valenciana Vicente Peris.

Los melones, sandías, calabazas y similares generalmente pesan un promedio de 3 a 4 kilos y con frecuencia terminan dañándose. Es por eso que en España y en muchos países de América Latina es un aspecto cultural esperar que los comerciantes de frutas te corten la fruta (si es demasiado grande para comprar una entera) a la mitad o incluso menos si estas en la tienda. En consecuencia muchas cadenas minoristas y fruterías están vendiendo pedazos medios de melón y sandías en rodajas en sus propias instalaciones, sin cumplir con las normas de seguridad alimentaria en relación con la manipulación y el almacenamiento y que podrían conducir a problemas con la salmonella o la listeria.

Esto es muy diferente en otros países europeos, donde los consumidores sólo ven ventajas en este concepto siempre que los precios no varían mucho con respecto a los de los productos convencionales. Y así, Vicente Peris ha creado un nuevo formato de envase adaptandose el tamaño del producto a las tendencias de consumo de los hogares actuales, que tienden a ser más pequeños.

Peris es la única marca europea que empaqueta sus productos en una atmósfera protectora, incluyendo su piel de sapo (piel de rana) melón, melón Galia, sandía, calabaza y el valenciano Mantequilla Bean. Sin romper la cadena de frío, la empresa obtiene una calidad estable e higiénica, lo que lleva a una vida útil de hasta 10 días, dependiendo del producto.

La caja resellable endibia belga

Los tomates y pepinos son los principales candidatos en el segmento orgánico, ya que es sin duda hay un interés creciente en el cultivo orgánico. Cada vez más productores están haciendo el cambio. Las endibia belga es, a pesar de algunos problemas en la fase de puesta en marcha, un producto genial.

La vida útil de la endibia belga está limitada principalmente limitada por la luz y la temperatura. La luz es el factor más importante ya que vuelve a la endivia verde y esta así no se venderá. Para evitar que la endivia se convierta de color verde, los supermercados a menudo utilizan láminas de recubrimiento de plástico. Pero los clientes no los dejan en su lugar y esto trae muchas consecuencias.

Para combatir la pérdida de la endivia, un producto vulnerable, en los supermercados, Eosta se asoció con Soluciones flamencos envases inteligentes. Las compañías desarrollaron una caja con tapa con cierre.

El cuadro desarrollado por Smart Solutions de embalaje, tiene una tapa que se cierra automáticamente, la cual mejora la vida útil de la endivia. El cuadro, que fue presentado recientemente en el mercado belga a través de BelOrta, está encontrando su camino en el mercado holandés y en el mercado internacional orgánico. Las cajas están casi completamente hechas de materiales reciclados.

El enfoque de la compañía está en los holandeses, alemanes, escandinavos y el mercado francés.

Naturaleza y envasado más sostenible

Nature & More, el especialista internacional en las verduras y frutas orgánicas, es la primera empresa que ha comenzado a utilizar el embalaje sostenible derivado de la caña de azúcar a gran escala. El material parece cartulina y supera casi todos los otros materiales cuando se trata de la sostenibilidad. Es fácil de manejar, compostable, 100% libre de transgénicos, hecho de material de desecho, de árboles y plástico libre. Y encima de eso: el mercado está adoptando este nuevo desarrollo.

Nature & More ha estado trabajando durante dos años para desarrollar estos nuevos materiales de embalaje. Ahora es la venta de tomates orgánicos de vid, peras y physalis empaquetados en los materiales de la caña de azúcar.

La cadena de supermercados francés Carrefour es uno de los primeros clientes que han optado por frutas y verduras orgánicas que viene con los nuevos materiales.

Nature & More está ahora reemplazando a las viejas bandejas, etiquetas y pegatinas con los nuevos materiales. La imagen es limpia y natural y encaja perfectamente con los productos orgánicos. Es plástico gratis. Está hecho de material de desecho que de otro modo se quemaría, lo que resultaría en contaminación. Por lo tanto, no pone una demanda en nuevas tierras.

¿Vemos en Europa más y más empresas de productos frescos utilizando material de embalaje ecológico, renovables y naturales que en los EE.UU. que es por desgracia todavía un poco diferente. Aunque los productos orgánicos están llegando también en el EE.UU.

F: Bestinpackaging

 

Procesos de Logística

Logística es una actividad compleja, en el sentido que sus diferentes procesos, están fuertemente interrelacionados y por ello es muy importante tener una visión completa de los mismos, para lograr una optimización del todo.

En esta presentación explico cada uno de los procesos que generalmente forman parte de la logística empresarial y las interrelaciones que se generan en cada uno de ellos

Vamos entonces a trabajar sobre estos procesos y a definir las principales interrelaciones que existen entre sus diferentes actividades. Mira el video.

Eldorado empieza a tomar forma

La eficiencia de un aeropuerto no depende de su tamaño, sino de cinco elementos. Aquí les contamos cuáles….

Los 104.000 metros cuadrados de la nueva terminal internacional del Aeropuerto Eldorado de Bogotá están listos, y, sin mayores protocolos, el concesionario Opaín le entregará hoy al interventor técnico las obras terminadas, cumpliéndose así con el hito VI de la ampliación y modernización de la terminal, cuyo costo ascenderá a US$1.000 millones.

El presidente de la concesión, Juan Pulido, será el encargado de este proceso que se considera de rutina, ya que sólo se trata de la entrega de 6.000 planos y las memorias de la obra, en las cuales están detalladas todas y cada una de las intervenciones que dicta el contrato.

“Con esta obra demostraremos que un aeropuerto no es eficiente por su tamaño, sino por cinco elementos que le permiten ser más dinámico y productivo”, explicó. El espacio aéreo es el primer elemento clave para la óptima operación de un aeropuerto y lo satura o no la autorización de rutas que haga la autoridad aeronáutica y las radioayudas con que cuente para manejarlo. No se puede saturar el espacio aéreo sin tecnología, porque, literalmente, los aviones se chocan, explicó Pulido.

Otro elemento es la radioayuda, que permite aumentar el número de despegues y aterrizajes de las pistas, que en el caso de Eldorado podrían pasar de 38 a 82 operaciones por hora, implementando procedimientos por parte de los controladores en la torre, con radioayudas adecuadas.

De las plataformas depende cuántos vuelos puede recibir un aeropuerto. Eldorado tendría que migrar a un sistema de slot, que es el recomendado por la autoridad aeronáutica internacional IATA. Esto permitiría ser rígidos en las llegadas y salidas de las aeronaves.

Así, aerolínea que no cumpla con la llegada o la salida perderá el punto de embarque o su propia posición. Este proceso se convierte entonces en un sistema mucho más profesional, que exige más de la operación del aeropuerto, más de la torre de control y más de la aerolínea, explicó Pulido.

Las terminales deben ser sinónimos de comodidad, pero son sólo una parte del aeropuerto; el sistema vial de accesos y el sistema de parqueo constituyen el último elemento. Bien operados, estos cinco componentes permiten que un aeropuerto funcione bien y en ese aspecto la autoridad aeronáutica del país tiene mucho por hacer, señaló el directivo de Opaín, quien considera que de avanzar en estos aspectos y de conjugarlos, el aeropuerto Eldorado que se entregará en 2014 no se quedará chico.

“Con la obra que entregamos hoy y con la construcción de la terminal nacional, que permitirá tener una terminal unificada, el país cambiará en materia aeroportuaria. A esto se debe sumar el derribo de la actual terminal y de la torre de control, lo que sin duda abrirá la puerta para que Bogotá entre en el ranking de aeropuertos modernos y sobre todo eficientes”, explicó Pulido.

Tendremos una terminal de cinco pisos: el primero estará dedicado al reclamo de equipaje y el duty free, en el segundo estará la zona de llegada de pasajeros, el tercero será la salida de los pasajeros internacionales, el cuarto albergará el centro de control, operaciones y oficinas, y el último estará dedicado a oficinas.

Hasta ahora la inversión de el aeropuerto es de US$500 millones y la ejecución de la obra va por el 80%.

La nueva terminal tendrá 173.000 metros cuadrados de construcción que le permitirán atender a más de 30 millones de pasajeros a partir de 2014, año en que se entregará la obra al público.

  • Fuetne: Jairo Chacón González | Elespectador.com