Qué son Indicadores de Desempeño

En términos generales, un indicador es la medida cuantitativa o la observación cualitativa que permite identificar cambios en el tiempo y cuyo propósito es determinar si está funcionando el sistema o se está alcanzando la meta planteada, si no hay cambios positivos en el mismo refleja la existencia de un problema y una vez se tenga claridad sobre las causas que generan este comportamiento permite tomar medidas para mejorarlo.

Un indicador es un instrumento de medición de las variables asociadas a las metas. Al igual que estas últimas, pueden ser cualitativos o cuantitativos. En este último caso pueden ser expresados en términos de “Logrado”, “No Logrado” o sobre la base de alguna escala cualitativa. Sin embargo es mejor utilizar indicadores cuantitativos, es decir resultado de una fórmula matemática, ya que de esta manera el indicador es más objetivo y claro.

En este sentido, los indicadores se convierten en uno de los elementos centrales de un sistema de referenciación, ya que permiten, dada su naturaleza, la comparación al interior de la organización (referenciación interna) o al exterior de la misma (referenciación externa colectiva). Sin embargo, para que un indicador cumpla este objetivo de manera efectiva, debe poseer, entre otras, las siguientes características:

Relevante: debe ser importante o clave para los propósitos que se buscan. Por ello vamos a analizar los objetivos a alcanzar antes de determinar los indicadores que vamos a medir.

Entendible: no debe dar lugar a ambigüedades o malas interpretaciones que puedan desvirtuar su análisis. Por ello, aunque es factible llevar indicadores cualitativos, lo mejor es buscar los cuantitativos que disminuyen la mala interpretación o la subjetividad.

Basado en información confiable: la precisión del indicador debe ser suficiente para tomar la decisión adecuada. Este factor es uno de los más importantes en la medición, el no confiar en los indicadores puede llevar al desecho del sistema de medición.

Transparente/verificable: su cálculo debe estar adecuadamente soportado y ser documentado para su seguimiento y trazabilidad.

Los indicadores miden tanto el desempeño, es decir la eficiencia y el desempeño de las operaciones o procesos dentro de la organización, como la gestión, es decir miden los esfuerzos de la gerencia para influenciar el desempeño general de la organización.

Para organizaciones pequeñas y medianas será suficiente concentrarse inicialmente en la selección de indicadores de desempeño, dado que la experiencia ha demostrado que estos indicadores son los que albergan los mayores potenciales de ahorro económico y mejoras en las empresas.

Por otro lado, las grandes organizaciones pueden complementar estos indicadores con los de gestión para así influenciar directamente su desempeño general.

De manera específica los indicadores de desempeño en una empresa sirven para:

• Medir el desempeño alcanzado
• Definir acciones correctivas que mejoren el desempeño tales como innovaciones de proceso e implementación de estrategias de gestión.
• Priorizar las acciones de forma tal que los beneficios esperados se puedan lograr más rápidamente
• Reportar el desempeño a las instancias adecuadas: nivel administrativo (interno), nivel legal (externo), etc.
• Demostrar las mejoras en el desempeño ante los clientes, accionistas y autoridades respectivas.
• Compararse con otras empresas de tamaño y condiciones similares
• Aumentar la conciencia de la medición en los empleados, y otros agentes del sistema empresarial.

Los indicadores sintetizan gran parte de la información de una empresa mediante un número limitado de puntos de referencia. De esta forma se puede asegurar una evaluación rápida del mejoramiento de la compañía como también visualizar sus puntos débiles.

Continuaremos hablando sobre indicadores próximamente.

No olvides registrarte al Club de Logistica AQUI